Elecciones 2023: ¿hasta dónde llegará el fenómeno Milei?

#PolíticaDeManual - Un sondeo ubica tempranamente al liberalismo como tercera fuerza nacional con 15,6% de votos. Juntos por el Cambio cierra la puerta pero abre una ventana. ¿Importan las encuestas preelectorales?

Escrito por: Manuel Román | Publicado: 4 de Mayo de 2022

Milei Elecciones 2023

COLUMNA #PolíticaDeManual

A dieciocho meses de las elecciones presidenciales de 2023, una reconocida consultora de opinión titula su más reciente sondeo con la leyenda: “Javier Milei, el cisne negro de Juntos por el Cambio”. Encuestas, trascendidos y declaraciones públicas destacan anticipadamente el potencial alcance del fenómeno libertario, para gusto y disgusto de los principales referentes políticos del país. Sin embargo, la carrera a las urnas es larga, y sendos antecedentes traicionan el entusiasmo preelectoral de Avanza Libertad. En verdad, ¿hasta dónde puede llegar Milei?

“El núcleo duro de los principales votantes del diputado nacional Javier Milei, aquellos que ‘seguramente’ lo votarían, registra 15,6% de menciones en todo el país”, reporta un estudio de Raúl Aragón y Asociados difundido en abril. La información se condice con amplias estadísticas que describen una suba en la imagen positiva del economista. En suma, las cifras comprueban que el líder de Avanza Libertad atraviesa su momento más álgido en la opinión pública.

Los números no son la única muestra del peso del fenómeno Milei en la escena política argentina. Hace días, su referencia explícita en un comunicado oficial de Juntos por el Cambio retrató la amenaza que el crecimiento del diputado significa para la mayor coalición opositora, que debe decidir entre ampliar posiciones hacia el centro (de la mano de las “palomas”) o endurecer su discurso (vía los “halcones”) a fin de captar el voto que disputa con el liberalismo.

En el marco de las elecciones de 2023, el informe divulgado por Raúl Aragón y Asociados localiza sin resquemor al espacio encabezado por Milei como tercera fuerza nacional detrás de, en orden, Juntos por el Cambio y el Frente de Todos. La expectativa es tan auspiciante como apresurada: con un año y medio por delante, ¿cómo hará el liberalismo para efectivizar esa intención de voto?

Crecimiento anticipado: los números de Milei para las elecciones 2023


Un “cisne negro” describe un suceso sorpresivo e imprevisto que, una vez acontecido, aparenta volverse proyectable en retrospectiva por las señales que había dejado en el camino. Ese papel se le atribuye, proféticamente, a Milei: un “tapado” que podría causar un impacto mayor al esperado en las elecciones presidenciales de 2023. Las estadísticas, aunque prematuras, están de su lado.

El citado estudio, realizado sobre 1500 casos de electores a nivel nacional a mediados de abril, pondera un gran crecimiento del liberalismo. Las cifras le otorgan un 15,6% de intención de voto en las generales y un 18,3% en las primarias. Más que el qué, asombra el cómo: en ambas estadísticas Avanza Libertad se ubica holgadamente como el tercer espacio más apoyado.

Además, un posible escenario de Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) le adscribe un mayor caudal electoral a Milei (18,3%) que a cualquier otro candidato aislado de Juntos por el Cambio, a excepción del jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta (24,3%). Ello significa que, si el economista se uniera a la coalición, bien podría complicar a figuras como el expresidente Mauricio Macri (10,9%), la titular del PRO Patricia Bullrich (7,2%) y el jefe del radicalismo Gerardo Morales (4,4%).

De este panorama se deduce que una alianza entre los “halcones” y Avanza Libertad sería la clave para superar a las “palomas”. De hecho, un potencial acuerdo en el que Macri o Bullrich se unan a Milei (y el otro decline su candidatura) podría desembocar en una fórmula que contenga al 36,4% del electorado; siempre y cuando esos votantes de Juntos por el Cambio decidan acompañar al economista libertario. En principio, el número sería suficiente para vencer a la lista de las “palomas” que comandaría Larreta en las PASO.

Milei Elecciones 2023

Reacciones cruzadas: ¿qué puede hacer Juntos por el Cambio?


Comentada ya la posibilidad de alianza, aparece también otra alternativa: que Juntos por el Cambio le cierre la puerta a Milei y busque consolidar sus votos en competencia directa con Avanza Libertad. En este escenario, la coalición podría enfrentar una pérdida de votos “halcones” a manos del economista. La fuga no solo beneficiaría al diputado libertario sino también al Frente de Todos, que vería facilitadas sus aspiraciones al ballotage.

No son pocas ni felices las discusiones que se gestan en Juntos por el Cambio respecto a la anexión del espacio liberal. El miércoles pasado, la coalición parecía haber llegado a una sentencia: “Para la ampliación deberá haber unanimidad de los partidos que conforman la alianza”, señaló en un comunicado oficial. Luego sumó: “Hay actores que buscan el quiebre de Juntos por el cambio, entre ellos Javier Milei, que es funcional al oficialismo”.

El diputado recibió la mención en bandeja. La referencia directa lo sube al ring para luchar con las figuras de mayor peso preelectoral; además, retrata la amenaza que su creciente peso configura para las demás oposiciones. “Nunca podríamos ir a un espacio que ha sido corresponsable del fracaso. Sí invitamos a todos aquellos que compartan nuestras ideas”, replicó en Twitter el economista, quien ha tanteado alianzas con los “halcones” en varias oportunidades.

Por añadidura, Juntos por el Cambio cerró una puerta pero abrió una ventana: Bullrich cuestionó la decisión plasmada en el comunicado. “Llegué a la reunión tarde y la decisión estaba tomada. No me parece que el ‘no’ sea una buena estrategia”, marcó la presidenta del PRO a Radio Continental. El radicalismo cruzó sus dichos en una entrevista que brindó a Clarín el senador Martín Lousteau: “La que escribió el comunicado fue Patricia Bullrich. No sé…”.

Milei Elecciones 2023

Antecedentes e incertidumbres: ¿habrá “cisne negro”? Elecciones 2023 Milei


Finalmente, es menester una matización de cifras que, por demorada, no deja de ser prioritaria. Hasta ahora, el despliegue electoral del liberalismo solo fue comprobado en la Provincia y Ciudad de Buenos Aires, donde tuvo su más notable rendimiento. Las votaciones presidenciales, en cambio, requieren un alcance federal; con el que, por otro lado, comprobadamente cuentan el Frente de Todos, Juntos por el Cambio e incluso la izquierda.

Ante ello se podría argüir que el sondeo de Raúl Aragón y Asociados tiene carácter nacional. Ahora bien, otras trabas aparecen en el camino de Milei hacia las elecciones de 2023: primero, su gran lejanía, y la dificultad de efectivizar lo que hoy solo es intención de voto (tarea siempre más compleja en instancias presidenciales que legislativas). Además, dados sus resultados aislados, es altamente probable que el espacio deba ampliarse para alcanzar un presunto ballotage.

Por lo demás, caben algunos antecedentes. En 2019, un estudio de D’Alessio-Irol y TN ratificaba al entonces candidato a presidente Roberto Lavagna como el actor político con mejor imagen positiva, y único con balance favorable (49% sobre 35%), de cara a las elecciones generales. No obstante, su buen pasar en la opinión pública se tradujo en un magro 6,14% de votos en las urnas.

De la misma manera, una enorme serie de encuestadoras (relevadas en conjunto por Wikipedia) arrojaban un cómodo triunfo del Frente de Todos, con más del 50% de votos, y un rendimiento más gris para Juntos por el Cambio, que apenas superaba el 35%. Los resultados finales asestaron en el podio pero erraron en la diferencia, que fue de 48% a 40%. Por lo visto, los pronósticos deben tomarse con un grano de sal.

#PolíticaDeManual: La columna de Manuel Román

Más notas en POLÍTICA

 

Alberto Fernández: “La demanda de ‘paz, pan y trabajo’ todavía está vigente en la Argentina”

Gobierno dividido en torno al FMI: ¿qué hacer con la economía?

COMPARTIR