¿Cuáles son las enfermedades de la que más hay que cuidar a los niños?

Las infecciones más frecuentes durante la infancia que se presentan de manera habitual y se pueden prevenir mediante vacunas o correctos hábitos de salud.

Escrito por: Catalina Ciampa | Publicado: 4 de Junio de 2022

enfermedades niños

Las infecciones más frecuentes durante la infancia que se presentan de manera habitual y se pueden prevenir mediante vacunas o correctos hábitos de salud.

Durante la infancia se suelen contraer diversas enfermedades infecciosas que en su mayoría se producen por virus. La inmadurez del sistema inmunitario provoca que los niños sean propensos a contagiarse. Además, ciertos hábitos, como compartir juguetes que previamente ingresan a la boca, contribuyen a facilitar la propagación de enfermedades.
Las mismas, pueden contagiarse mediante vía fecal-oral (a través de virus o bacterias expulsados por las heces que producen el contagio al ingerirlos en agua o alimentos), vía respiratoria (mediante pequeñas gotas que expulsamos al estornudar, toser, escupir o hablar), por contacto con líquidos orgánicos como saliva o sangre, o por contacto directo. Existen diferentes enfermedades comúnmente se presenten durante la infancia.

Varicela

La varicela es una infección que causa erupciones y pequeñas ampollas rosas en la piel que generan intensa picazón. Esta enfermedad, causada por el virus varicela-zóster, es altamente contagiosa y se transmite por contacto directo y respiratorio. Por este motivo, se recomienda que los niños no asistan al colegio hasta que todas las lesiones cicatricen y presenten una costra. El periodo de incubación va de 10 a 21 días, y el periodo de contagio ronda desde 4 días previos a la erupción hasta 5 días después. Otros síntomas que puede presentar son fiebre, dolor de cabeza, perdida del apetito y cansancio. La mejor manera de prevenirla es mediante vacuna y en el caso de no estar vacunado, evitar el contacto con personas infectadas.

enfermedades niños
enfermedades niños


Mononucleosis infecciosa


La mononucleosis es una enfermedad vírica que se transmite mediante saliva y secreciones respiratorias. Sus principales síntomas son fiebre, fatiga, dolor de garganta e inflamación en los ganglios. Se caracteriza por un periodo de incubación amplio de entre 30 y 50 días, y un periodo de contagio que puede extenderse hasta los 2 meses. No existeuna cura específica ya que el virus desaparecerá por si solo, pero se recomienda evitar el contacto con cualquier persona que tenga la enfermedad para prevenir el contacto.


Lombrices (oxiuriasis)


Las lombrices refiere a una infección causada por un parásito que provoca picazón en el ano. Esta enfermedad de transmisión fecal-oral puede provocar que el niño adopte una conducta de sueño inquieta y se despierte varias veces durante la noche. También puede transmitirse mediante ropa o sabanas contaminadas. Su periodo de incubación va de 1 a 2 meses y el de contagio se propaga hasta que los parásitos desaparezcan del organismo. La mejor manera de prevenir esta infección es adoptando correctas medidas de higiene como el lavado frecuente de manos, llevar las uñas cortas con el fin de no acumular suciedad, higienizar la región perianal después de ir al baño, cambiar frecuentemente las sabanas y cambiarse la ropa interior todos los días.

Gripe (enfermedades niños)

La gripe es una infección viral común la cual afecta los pulmones, la nariz y la garganta. Los principales síntomas son fiebre, dolor de garganta, tos, congestión nasal, dolor muscular o de cuerpo, fatiga y dolor de cabeza. Se transmite mediante vía respiratoria o a través de contacto directo u objetos contaminados. El periodo de incubación ronda entre las 24 y 72 horas, y el de contagio desde las 24 horas antes de los síntomas hasta el séptimo día de la enfermedad. Es importante, para prevenirla, tener buenos hábitos como lavarse las manos frecuentemente y cubrirse ante tos o estornudos.

Neumonía


La neumonía es una infección respiratoria aguda que inflama los sacos aéreos de los pulmones, los cuales pueden llenarse de pus o líquido y provocar dificultad para respirar, fiebre, tos con flema, fatiga, náuseas, vómitos, diarrea, y escalofríos. Puede generarse por diversos microorganismos, como virus, bacterias u hongos. Además, esto suele provocar que los niños respiren de una manera acelerada y que cuando inhalen se les hunda la parte baja del pecho. Es una enfermedad contagiosa que se transmite por partículas en el aire, sobretodo a través de tos o estornudos, o alguna superficie contaminada. Existe una vacuna para prevenirla y numerosos estudios demuestran que lavarse las manos con agua y jabón disminuye el riesgo de contraerla en más de un 50%. Cabe destacar que son más propensos a sufrirla los niños inmunológicos inmaduros como los recién nacidos, o débiles a causa de desnutrición o enfermedades como el VIH.

Gastroenteritis aguda


La gastroenteritis aguda se produce cuando la mucosa que recubre el estómago se inflama y puede ser causada por virus (rotavirus) o bacterias. Los síntomas principales son dolor abdominal, calambre, náuseas, diarrea y vómitos. Esta enfermedad se propaga fácilmente mediante contagio fecal-oral, por objetos o alimentos contaminados, y de persona a persona al escupir y/o estornudar. Debido a que su periodo de incubación y contagio no es exacto, ya que depende del germen que causo enfermedad, se recomienda no mandar al niño al colegio hasta que permanezca entre 24 y 48 horas sin síntomas. Con el fin de prevenirla se recomienda la vacuna contra el rotavirus, lavarse las manos, evitar el consumo de alimentos almacenados inadecuadamente. Para la primera infancia, se recomienda la lactancia materna, o lavarse bien las manos con jabón antes de preparar la mamadera. También, una correcta desinfección del área de cambio de pañales.

Infección de las vías urinaria (IVU) (enfermedades niños)


Se producen debido a la acumulaciónde bacterias en las vías urinarias. Los síntomas de esta infección son dolor o ardor al orinar, necesidad contante de orinar, dolor abdominal o en la parte baja de la espalda, fiebre, orina maloliente o de aspecto turbio que puede contener sangre. Los niños pueden mojar la cama o tener la necesidad de levantarse mucho por la noche. Si bien estas infecciones son fáciles de tratar, se recomienda acudir a un médico para realizar los análisis necesarios y recetarle los antibióticos correctos. Para prevenirla durante la lactancia y la primera infancia se recomienda cambiar frecuentemente los pañales para evitar la proliferación de bacterias. Por su parte, a los niños es de suma importancia enseñarles unos correctos hábitos higiénicos y a no esperar cuando tienen ganas de ir al baño. Asimismo, las niñas deben aprender a limpiarse con papel higiénico de adelante hacia atrás para impedir que los gérmenes del ano ingresen a la uretra. Además, se recomienda deber mucho líquido.

Bronquiolitis


La bronquiolitis es una infección respiratoria que afecta a bebes y niños pequeños. Esta enfermedad causada por virus, presenta un alto índice de contagiosidad ya que se transmite mediante vía respiratoria o por contacto directo o través de objetos contaminados. El periodo de incubación ronda en los 7 días y el de contagio es de al menos una semana, por lo cual si el niño acude a la guardería se recomienda no enviarlo hasta su mejora. Sus síntomas incluyen congestión nasal, catarro, tos y en algunos casos puede provocar fiebre. Para su prevención se recomienda limpiar superficies y objetos, evitar el contacto con personas resfriadas, lavarse las manos con agua y jabón, cubrirse la boca ante tos o estornudo y amamantar.

Enfermedad boca-mano-pie (enfermedades niños)


La enfermedad boca-mano-pie refiere a una patología benigna que provoca sarpullido y ampollas en la plata del pie, las palmas de la mano y el interior de la boca. Esta enfermedad transmitida por el virus enterovirus puede provocar fiebre, y se transmite por vía fecal-oral yrespiratoria. El periodo de incubación es de 3 a 6 días y el de contagio es muy variable, porque puede prolongarse varias semanas. Se recomienda que el niño no acuda al colegio hasta que las ampollas cicatricen y la fiebre desaparezca. Esta enfermedad muy contagiosa puede prevenirse lavándose las manos a menudo o utilizando alcohol en gel, y desinfectando tanto las superficies como los objetos que se utilizan frecuentemente. Además, evitar tocarse los ojos, la boca y la nariz, puesto que si tiene el virus en las manos puede contagiarse.

Meningitis


La meningitis es una inflamación de los tejidos que cubren la medula espinal y el cerebro. Existen dos tipos de meningitis porque puede ser ocasiona por virus o bacterias. La meningitis bacteriana es muy grave y se previene a través de vacuna, y la forma viral de esta enfermedad no suele ser muy complicada. Los niños con más riesgo de contraerla son los bebes menores de dos meses, niños con lesiones de cabeza y fractura de cráneo, niños con recurrentes episodios de sinusitis y niños con frecuente cirugía de cerebro. Los principales síntomas son fiebre, dolor de cabeza y rigidez en el cuello. Se previene mediante la vacuna Hib (Haemophilus Influenzae Tipo B), la vacuna meningococica y la vacuna neumococica.

Sarampión, paperas y rubeola


La rubiola es una infección viral contagiosa que se caracteriza por producir un peculiar sarpullido rojo. Se transmite mediante el contacto directo de saliva o mucosa de la persona infectada o través del aire mediante gotas de saliva por estornudar o toser. Además del sarpullido puede provocar fiebre y dolor de cabeza. Por otra parte, las paperas es una infección que se produce por virus y afecta las glándulas salivales. Se transmite mediante la saliva de la persona infectada y los síntomas incluyen inflamación y dolor de las glándulas salivales, dolor de cabeza, fiebre, fatiga y perdida del apetito. Por último, el sarampión es una infección viral altamente contagiosa que se produce en la nariz y la garganta del niño.

Se propaga rápidamente por el aire mediante gotas de saliva provenientes de toser o estornudar. Los síntomas aparecen entre los 10 y 14 días después de la exposición y estos incluyen secreción nasal, tos, fiebre, dolor de garganta, inflamación de los ojos, y un sarpullido color rojo en la piel. Estas tres enfermedades se vinculan en su prevención, ya que los médicos recomiendan la aplicación de la vacuna triple viral para evitar el contagio de las tres infecciones. La misma se aplica entre los 12 y 15 meses de edad, y otra dosis entre los 4 y 6 años antes del ingreso a la escuela.


Es de suma importancia consultar con un médico ante la presencia de algún síntoma. Asimismo, se debe fomentar y enseñar a los más pequeños correctos hábitos de higiene con el fin de prevenir el contagio de una enfermedad infecciosa.

Por Catalina Ciampa

Más noticias en Sociedad

enfermedades niños

 

COMPARTIR