NUEVA ESCUELA DE MÚSICA: entrevista a su directora

Muchas personas deciden formarse como artistas en La Matanza y comienzan una carrera. Por eso, entrevistamos a Mercedes Burcheri Vidal, directora y profesora de la Nueva Escuela de Música, ubicada en Ramos Mejía.

#Música

Escrito por: Julián "Dante" Durante | Publicado: 21 de Febrero de 2021

Nueva Escuela Música

El partido de La Matanza reúne a una inimaginable cantidad de artistas musicales. Cantantes, instrumentistas, compositores y arregladores, nacen en este territorio y comienzan aquí sus carreras como profesionales. Para su suerte, también existe una enorme cantidad de personas que eligen, día a día, prepararlos como artistas para las generaciones venideras.

Se trata de profesores y profesoras que se entregan a la enseñanza y trabajan en escuelas, conservatorios y academias. En cada jornada, se encuentran con un estudiante lleno de entusiasmo, potencial y sobre todo, sueños.

Desde Matanza entrevistó a la directora y profesora de la Nueva Escuela de Música en Ramos Mejía, Mercedes Burcheri Vidal. ¿Cómo comenzó esta institución?, ¿Cómo es formar a músicos? y la implicancia de ser matancero. Algunas de estas preguntas nos respondió Burcheri Vidal.

Nueva Escuela MúsicaNueva Escuela Música

Una vida de música

 

La Nueva Escuela de Música se encuentra en pleno centro de Ramos Mejía, a unas cuadras de la estación del tren Sarmiento. En la vorágine del día a día, el ir y venir constante de la ciudad, muchos no saben lo que ocurre dentro de la escuela. Allí, una numerosa cantidad de profesores se encuentran formando a los futuros responsables del arte y la cultura matancera y argentina. Nueva Escuela Música

De esta manera, esta institución reúne diferentes generaciones que tienen en común su amor por la música y su voluntad para mejorar en cada clase. Para lograrlo, sus profesores también realizan un enorme esfuerzo. Su desafío es enseñarles la música como disciplina, pero sin dejar de lado lo placentero y satisfactorio de la música y el arte.

En este sentido, su directora, Mercedes Burcheri Vidal explicó que siempre buscó brindar los contenidos fundamentales de la enseñanza musical mediante “métodos modernos”. Mercedes sabe de lo que habla, la avalan sus casi 50 años de experiencia en la docencia. Según cuenta, a los cinco años de edad tuvo su primer contacto con la música y “a partir de ese momento, no se interrumpió nunca”. Ella estudió en el Conservatorio Nacional López Buchardo, de donde egresó con el título de Profesora Nacional de Música. Además, completó los posgrados en Composición, Dirección Coral y Dirección Orquestal. Nueva Escuela Música

Para continuar, comentó que su escuela funciona desde hace unos 33 años. La intención era “poner en práctica los métodos de enseñanza que habían sido desarrollados por grandes pedagogos musicales europeos de la segunda guerra musical”, señaló. Estos métodos no podían implementarse en organismos oficiales atados a planes de estudio de principio del siglo XX. Ahora, trabaja junto a su socia Silvana Landoni y otros profesores del Conservatorio Nacional de Música del Colegio Ward, del cual fue directora.

Formar músicos en La Matanza

Nueva Escuela Música

Por otra parte, Mercedes afirmó: “En La Matanza siempre ha habido mucha actividad musical”. Sea en escuelas, en casas de cultura o por la simple iniciativa de los artistas, el arte jamás se detuvo en esta zona. Aun así, lamentó que “es muy poco reconocido por la comunidad”.

Ante la infinita oferta musical que permiten las nuevas tecnologías, las bandas locales quedan chicas. Ello no significa que no esfuercen y trabajan hasta el cansancio para poder trabajar de lo que las apasiona. “Los músicos son perseverantes y continúan a pesar de todo. Sobre todo en este último año”, aseguró con contundencia.

Sin embargo, el mayor obstáculo para los músicos matanceros, comentó Mercedes, son “los dueños de los lugares para tocar”. “El principal problema de los artistas es la falta de trabajo sobre los escenarios”, estableció. La situación se complica cuando los propietarios de bares o lugares similares carecen de “respeto por el trabajo de los músicos”.

Según ella, es casi imposible realizar shows en La Matanza. Son las bandas las que deben pagar, vender entradas y llevar sus equipos. “No tienen ningún reconocimiento por llenarles los lugares”. Como resultado, “algunos optan por tocar fuera de La Matanza, donde los respetan un poco más”. “Pero la creatividad y la tecnología ha permitido a muchos ir manteniendo posibilidades de trabajo”, reconoció de todos modos Mercedes.

Pasión por la enseñanza

En conclusión, la pasión por la música sólo existe si hay pasión por la enseñanza. Sin profesores, no hay alumnos. “Ver cómo el alumno avanza es lo que más placer nos da al enseñar”, explicó Burcheri Vidal. Y agregó: “Las relaciones entre alumnos y profesores los hacen formar parte de una familia musical que comparte gustos, sentimientos y formas de expresión”. Todo ello contribuye a lo más importante: que no se pierda nunca el disfrute. La experiencia de aprendizaje debe ser agradable, placentera y satisfactoria, en la medida que el alumno toma consciencia de cómo mejora.

Para finalizar, Mercedes certificó que “la relación de las personas con la música es fundamental para expresar sus emociones y relacionarse entre sí”. Ni siquiera duda de la importancia del arte en la vida. Por eso, no se arrepiente de haberse dedicado a la docencia musical toda su vida.

Ver a sus alumnos crecer, sentirse cada vez más seguros de sí mismos, es el motor de su trabajo. La Nueva Escuela de Música va a continuar siempre formando músicos en La Matanza, con el mismo entusiasmo que tiene desde su primer día.

Mercedes invita a quienes quieran conocer más a visitar su sitio web y su página de Facebook, donde lo encontrarán como Nueva Escuela de Música. O bien, en su cuenta de Instagram @nuevaescuelademusica, o en su canal de YouTube: https://www.youtube.com/channel/UCJ1LScRLPH48fjz7D8nuo6A.

Escrito por Julián “Dante” Durante

Más notas de MÚSICA en TIEMPO LIBRE

COMPARTIR