La historia de las fábricas de La Matanza: Entrevista a Solange Miner

Solange Miner explica la importancia del análisis de la historia de las fábricas La Matanza, su trascendencia para entender los conflictos del presente y la participación de la mujer en la industria.

#Cultura

Escrito por: Lautaro Guiñazú | Publicado: 21 de Junio de 2022

fábricas La Matanza

Solange Miner es estudiante de Ciencias Políticas en la UNLaM. Actualmente, se dedica a investigar uno de los puntos clave de la historia matancera, que son sus fábricas. Miner investigó sobre las fábricas textiles Danubio, que se encontraba en Ramos Mejía y Textil Oeste, que se ubicaba en San Justo. Ella reconoce que quiere darle un enfoque a su investigación desde la perspectiva de género, cruzando esto último con el trabajo.  fábricas La Matanza

“El trabajo cruza los tópicos trabajo y género, propone una relectura en perspectiva de género sobre los procesos en el movimiento fabril. En este sentido se aboca a la conflictividad obrera y la historia social que enmarca a las fábricas en sus procesos comunitarios y regionales”, comentó.

fábricas matanceras
Textil Oeste. La torre que figura es lo que quedó de ella.

A su vez, agregó que “particularmente, el rubro textil responde a su alta participación femenina”, y resaltó que las firmas mencionadas anteriormente eran dos grandes fábricas “que han motorizado los procesos territoriales en la región”. “El rol de estas fábricas en la región contribuye al aporte local y regional de la zona oeste, y La Matanza en particular”, sentenció.

Análisis regional y de los procesos de trabajo fábricas La Matanza

El objetivo es poder ver, a través de la historia, los procesos de trabajo y conflictividad laboral. Esto sirve para analizar las problemáticas femeninas que pudieron haber existido en este ámbito. Solange ejemplificó: “En la Textil Oeste, su modelo paternalista probablemente no permita localizar problemáticas registradas. Pero igualmente aportan al análisis regional y de los procesos de trabajo”.

Este estudio histórico se enmarca en la denominada Resistencia Peronista, que va desde el año 1955, con el Golpe de Estado a Perón, hasta 1969.

Igualmente, el grupo de estudios que Solange Miner integra, y que dirige Darío Dawyd, se interesa también en las conflictividades en el periodo de la Resistencia Peronista hasta la etapa de radicalización obrera, previa a la Última Dictadura militar.

Los investigadores, además de investigar las fábricas desde una perspectiva de género, quieren dejar su huella para aportar a la historia local de la comunidad matancera. A modo de ejemplo, se puede tomar el caso de la investigación sobre la fábrica de Mercedes-Benz, que buscaba analizar la participación sindical en un contexto de radicalización de sus trabajadores durante los años 1974-1975.

fábricas La Matanza

“El proceso de radicalización obrera en Mercedes se da a partir de la influencia de corrientes de izquierda en la fábrica que modificaron las relaciones entre la patronal y los trabajadores. Esa hostilidad obrera explica la persecución que sufrieron sus trabajadores bajo la Última Dictadura Militar, acusados de ´subversivos´”, concluyó la investigadora Solange Miner.

Escrito por Lautaro Guiñazu

Más notas en Cultura

atemporales

COMPARTIR