Negocios con criptomonedas: Ventajas y desventajas

El fenómeno tecnológico de las criptomonedas ha envalentonado nuevas formas de generar ingresos. ¿Qué pros y contras tienen estos negocios?

Escrito por: Manuel Molinuevo | Publicado: 8 de Septiembre de 2022

Criptomonedas Ventajas Desventajas

La inserción de las criptomonedas en el mercado ha generado nuevas posibilidades de negocios. En principio, hablamos de criptomonedas para referirnos a dinero digital. A diferencia del dinero que es emitido por un gobierno y guardado en los bancos, las criptomonedas funcionan mediante una tecnología llamada blockchain. Esto permite deshacerse de las entidades bancarias y gubernamentales. En su lugar, las computadoras que forman parte de la red son las encargadas de validar las transacciones.

Esta novedad tecnológica, habilita una serie de ventajas que muchos encuentran atractivas. Por ejemplo, elimina la emisión indiscriminada de billetes y evita cualquier tipo de mediador entre nosotros y el dinero. Además, facilita, a cualquiera que tenga un celular o computadora, a realizar transferencias de manera rápida y sencilla, sin involucrar a una entidad bancaria.

Estas ventajas son las que generan un efecto positivo en el mercado y por eso se busca explotar sus beneficios.

Invertir en criptomonedas


Una de las formas más comunes de hacer negocios con criptomonedas es por medio de la inversión. En un principio, la excitación alrededor del fenómeno, llevó a que muchos compren criptomonedas esperando que el precio de las mismas aumente en un futuro. Últimamente el precio de las criptomonedas ha sido bastante volátil. Pero, a pesar de ello, hay quienes obtienen una ganancia comprando cuando una moneda está en baja y vendiendo cuando está en alza. Esto, por supuesto, tiene el riesgo habitual de hacer trading. Es decir, uno puede comprar una criptomoneda a riesgo de que su precio caiga aún más o puede que la venda antes de tiempo. En aquellos casos se está dependiendo de cómo uno evalúa la situación en la que se encuentra el mercado de las criptomonedas.

La compra de criptomonedas suele hacerse a través de exchanges. Estas son plataformas online, en las cuales se intercambian criptomonedas por otras. También es posible intercambiarlas por activos que no son digitales. Básicamente son equivalentes a casas de cambio. Por este motivo, es que se suelen usar en nuestro país para comprar dólares de manera legal, evitando las regulaciones. Esto, para algunos, puede ser una ventaja.

Entre los distintos tipos de exchanges que hay están los centralizados. En ellos hay una empresa que opera como mediadora entre los compradores y los vendedores. Además, cobran comisión por las transacciones. Ejemplos de este tipo de exchange son Binance y Coinbase. También están aquellos fundados en Argentina como Ripio, Buenbit, SatoshiTango, Lemon Cash y Belo.

Los exchanges centralizados tienen sus desventajas. Una de las principales es que son vulnerables a hackeos. Esto ocurrió, por ejemplo, con Binance y Coinbase. Aunque estas plataformas se las han ingeniado para recuperar el dinero robado o reembolsar los fondos robados, no deja de ser un problema.

Minar criptomonedas


Otro tipo de negocio que permite generar ingreso con criptomonedas es el minado. Ese es el proceso que permite verificar las transacciones que se realizan dentro de la red blockchain. La blockchain es, en líneas generales, una base de datos que está encriptada. Las transacciones se registran en un bloque de esa base de datos y luego se encripta. Ese proceso de encriptado y desencriptado requiere un poder de procesamiento de cómputo que puede realizar eficientemente una computadora con el hardware adecuado. Ese trabajo de cómputo que realiza la máquina es luego recompensado de manera protocolar por la red de blockchain. Ahí es donde se obtiene una ganancia por haber realizado el proceso o minado. Quienes se dedican a esto eligen una criptomoneda rentable para minar, como Bitcoin o Ethereum.  Y realizan una inversión grande en equipo de hardware.

Criptomonedas Ventajas Desventajas

Uno analiza si es rentable o no minar según la recompensa que la blockchain establece por la tarea. Esto varía dependiendo de cada red. La red de Ethereum, por ejemplo, se estima que entrega, por cada nuevo bloque generado, 2 ETH. Lo que equivaldría, al día de hoy, a más de 3000 dólares.

Además, hay que tener en cuenta otros tipos de costos. En la página de Ethereum sugieren tener en cuenta el costo de electricidad, ya que minar consume mucha energía.

Según Digiconomist, una transacción en Ethereum requiere 194.12 kilovatios hora (kWh). Esto es el equivalente al consumo de energía promedio de un hogar estadounidense en 6.56 días.

Además, se suma el costo por cuidar los equipos. Como las máquinas generan mucho calor, es importante tener ventilación para enfriar el ambiente y evitar que se dañen.

Entonces, si bien la ganancia por minar puede ser alta, la actividad tiene un alto costo de energía que se debe sopesar.

Tokens no-fungibles


Los NFT, siglas del inglés Non-Fungible Tokens, son otra forma de generar ingresos mediante la tecnología de las criptomonedas. En este caso, un tokens no fungible es, básicamente, un coleccionable digital único asegurado a través de la blockchain. Esto permite preservar el valor de un objeto digital. Básicamente se puede “acuñar” o “firmar” el archivo, por ejemplo jpg o png, en el caso de una imagen. Esto se logra creando un bloque en la blockchain que guarde los metadatos del archivo, garantizando su autenticidad. Esa firma, que queda grabada en la blockchain, es la garantía de que el archivo es el original.  Así, quien desea comercializarlo, se asegura de venderlo como único.

Una de las cuestiones a tener en cuenta es que los derechos de copyright siguen siendo del creador y no del comprador del NFT. Con lo cual, ser dueño del NFT no te habilita necesariamente a vender o distribuir copias de su contenido.

Otra cuestión importante, es que, cuando se crea el NFT, en la blockchain se almacena la “firma” y la dirección web del contenido del NFT. Esto quiere decir que, el contenido del archivo, por ejemplo, la imagen en sí, queda almacenado en un lugar de la web, generalmente un servidor. Por lo que realmente no poseemos el NFT, sino que está en la nube. Si algo le ocurre a ese servidor, lo que compramos desaparece.

A pesar de esto, la venta de NFT ha ayudado a varios artistas a obtener ingresos. Esto gracias a que la tecnología blockchain les permite dar fe de la autenticidad del producto.

Por Manuel Molinuevo
Más noticias en Economía

 

Bill Gates: “Las criptomonedas y los NFT están 100% basados en la teoría del más tonto”

Economía: ¿Cómo recomiendan ahorrar los expertos?

COMPARTIR